La evaluación de riesgo de forma objetiva es uno de los pilares en la prevención y la protección de los riesgos.

Las medidas de protección contra incendios más adecuadas corresponden frecuentemente a decisiones difíciles de tomar. Por una parte, se trata de determinar si es necesario y por otra si es económicamente soportable.

Hemos de conseguir reducir el riesgo de incendio con medidas que afecten a la prevención, se evita el siniestro o se disminuye la frecuencia. Con otras medidas que afectan a la construcción (protección pasiva) y otras medidas que afectan a los sistemas de protección contra incendios (protección activa) se consigue disminuir la severidad del siniestro.

En el caso que nos ocupa, estamos ante la correcta aplicación de un Reglamento, el RSCIEI (de obligado cumplimiento), que establece claramente las medidas necesarias a adoptar en función de la carga térmica (materiales existentes, grado de peligrosidad, cantidad), de las actividades que se desarrollen dentro del establecimiento (Riesgo de activación) y de las superficies afectadas. Todos estos parámetros correctamente calculados nos darán como resultado el Nivel de Riesgo intrínseco  (NRi) de cada uno de los sectores y del establecimiento industrial.

Para la puesta en marcha de los establecimientos industriales, se requiere la presentación, ante el órgano competente de la comunidad autónoma, de un certificado, emitido por un técnico titulado competente y visado por el colegio oficial correspondiente, en el que se ponga de manifiesto la adecuación de las instalaciones al proyecto y el cumplimiento de las condiciones técnicas y prescripciones reglamentarias que correspondan, para registrar la referida instalación.

En dicho certificado deberá figurar, además, el nivel de riesgo intrínseco del establecimiento industrial, el número de sectores y el riesgo intrínseco de cada  uno de ellos, así como las características constructivas que justifiquen el cumplimiento de lo dispuesto en el anexo II.

Como vemos un cálculo correcto del NRi va a definir la protección del establecimiento industrial. Errores de cálculo y por tanto una asignación equivocada del NRi traerán como consecuencia un establecimiento industrial mal protegido y expuesto a grandes pérdidas o posibles pérdidas totales.

Este programa nos va a permitir de forma objetiva, fiable y práctica el cálculo del Nivel de Riesgo Intrínseco (NRi) en un establecimiento industrial.

Consideramos  que un cálculo correcto del NRi es la base de la protección contra incendios, de proteger a las personas y el patrimonio de las empresas que se vean afectadas por el Reglamento.